Comienzo este relato por el final, viéndome en el ascensor de la Torre Humbold, en Caracas, subiendo a las oficinas de DLB Group. Era la mañana de un viernes y el corto período de una semana de prueba había expirado dos días antes, afortunadamente pude negociar una prórroga para terminar unas tomas de la reseña. En la oficina me esperaba Evelyn, una joven del equipo que lleva las relaciones públicas de HTC en Venezuela, para recibir tanto el HTC One S como los audífonos Beats Solo que me habían sido entregados en calidad de préstamo.

HTCOneS1 HTC One S   Excelencia más allá de la especificaciones

Tras entregar el equipo debo confesar que me sentí como un niño al que le decomisaban un juguete. No era la primera vez que me prestaban un equipo para reseñar, tampoco era la primera vez que lo devolvía, pero era la primera vez que me sentía así con respecto a un equipo. Intenté racionalizar la sensación pensando en que había equipos que, en el papel, eran mejores en el mercado, pero la experiencia de usuario que tuve con el HTC One S no había tenido precedente.

Y es aquí donde quiero empezar esta revisión: por la experiencia de usuario. Siempre he dicho que, a la hora de comprar un equipo con Android, hay que procurar estar contento con la experiencia que se tiene apenas sacas el equipo de la caja y que es mejor no esperar por actualizaciones (aunque, si eso es importante para uno, es mejor comprar un Nexus). Pues, la experiencia con el HTC One S es formidable desde el momento en que lo sacas de la caja.

El encendido es bastante rápido y HTC Sense está lejos de frenar o desmejorar la experiencia de Ice Cream Sandwich, al contrario, le da una nueva dimensión en cuento a la vista y el como se siente. Lo único criticable es el cambio en la forma de manejar múltiples tareas que era un cambio innecesario pues, para muchos, la forma original de Android 4.0 es perfecta.

La pantalla es de un tamaño optimo (4.3 pulgadas) y una resolución que, si bien no es HD, es impresionante. Lo mejor es que, siendo un teléfono delgado y compacto, se puede usar cómodamente con una sola mano. El procesador Qualcom Snapdragon de doble núcleo de 1.5 Ghz provee suficiente potencia como para que no tengas que preocuparte por retardos en ninguna aplicación.

Empecé a probar la cámara tan pronto saqué el equipo de su caja y le inserté la microSIM. Hasta ese momento creía que la mejor cámara en teléfono alguno era la del Nokia N8, pues no había conseguido una calidad de imagen que se acercara. Ahora la única gran ventaja que veo en la cámara del N8 es el flash de xenon… aunque el flash inteligente del HTC One S no tardó en hacerme olvidar que tenía un sencillo flash de LED.

 Según Javier Pinilla Gómez, Gerente de Ventas Regional de HTC, uno no experimenta en verdad una buena calidad de sonido hasta que lo hace con un HTC y unos audífonos Beats by Dre. Por eso mismo es que DLB Group incluyó unos Beats Solo en el paquete de muestra… aunque la caja no incluya ni un cupón de descuento para comprar unos urBeats (los más sencillos de la línea).

 Armé una amplia selección de géneros musicales para probar el sonido. El sistema Beats Audio tiene fama de ser orientado hacia los bajos, algunos críticos dicen que eso tiende a menguar los medios y agudos. Por eso no quería limitar la variedad a sonidos fuertes y música electrónica.

 La experiencia fue notable en todo: Desde The Prodigy, Daft Punk (saben que la banda sonora de Tron Legacy es uno de mis discos favoritos del género), Dream Theater, Pink Floyd, The Smashing Puimpkins, Guaco, Yuki & Demian (un duo de Latin Jazz en el que participa mi buen amigo Demian Arriaga) pasando por Malhher, Beethoven y Leonard Berstein (todos de la mano de Gustavo Dudamel, por supuesto). La profundidad del sonido, los matices entre bajos y agudos, el sonido envolvente, todo era impresionante con los Beats Solo y el sistema Beats Audio del HTC One S.

Ciertamente que, en términos de especificaciones, hay equipos mucho mejores en el mercado: El Samsung Galaxy S III, el Google Nexus 4 de LG y el mismo HTC One X (hermano mayor del One S) que trae el poder del Tegra 3. También es cierto que el One S, en cuanto a especificaciones, es más bien comparable con el Samsung Galaxy S II.

 Sin embargo, la experiencia de usuario es formidable y recomendaría este equipo con los ojos cerrados. Para el usuario común, ese que no va a buscar aplicaciones avanzadas o transformar su teléfono en un PS Vita, ese que sólo busca tener una conectividad eficiente y una experiencia fluida en sus tareas del día a día, el HTC One S es la mejor relación precio-valor que encontrarán en el mercado actual.

HTC One S 250x200 HTC One S   Excelencia más allá de la especificaciones

Diseño y construcción: 9.5

Hardware: 8

Experiencia de Usuario: 9.5

Multimedia: 9