La guerra de patentes continúa: Ahora Google demanda a Apple

Justo cuando parece que la demanda de Apple contra Samsung está cerca de terminar (esperando el veredicto del jurado), un nuevo capítulo se inicia en la guerra de patentes de las grandes empresas tecnológicas norteamericanas. Google, a través de su recién adquirida compañía fabricante de celulares conocida por todos, Motorola, introdujo ayer miércoles una ante la Comisión Internacional de Intercambios (ITC) en Washingtong, buscando bloquear la venta en USA del iPhone, iPad, iPod Touch y varias computadoras de Apple, debido a la supuesta violación de patentes propiedad inicialmente de Motorola y que han pasado ahora a las manos de Google. Hay que recordar que obtener las patentes de Motorola fue la motivación más grande para que Google desembolsillara más de 12500 millones de dólares en 2011 y cuya adquisición fue aprobada recientemente por las autoridades norteamericanas.

Esta es la primera vez que Google usa su paquete de patentes para tomar la ofensiva, aún cuando antes habían comentado que las usarían solamente para defenderse de las demandas de terceros. Es de suponer, que Google se siente aludido por las demandas de Apple a Samsung, el mayor fabricante de celulares con Android a nivel mundial. Apple ha destapado la caja de pandora y como en toda guerra, se sabe cuándo empieza pero no cuándo termina y sobretodo, cómo se termina.


En esta guerra cruzada de patentes, lo que suele suceder es que las compañías litigantes terminan por firmar acuerdos legales y económicos de no-agresión, debido a que puede resultar altamente complejo pelear en la corte exigiendo indemnización por unas patentes cuando tú mismo estás violando otras. Y más complejo aún cuando hay involucradas patentes absurdas que nunca debieron haberse concedido. Compañías como IBM suelen tener un gran paquete de patentes que les permiten defenderse y llegar a acuerdos y ahora Google toma la ofensiva para hacer lo mismo, defender el negocio detrás de Android con las mismas armas de Apple y de paso, brindar la imagen de apoyo a Samsung y cualquier otra compañía en la mira de Apple.

Mientras tanto, está por verse cómo afecta esta guerra de demandas a la innovación, pues es de esperarse que los ingenieros de las compañías involucradas lo piensen 2 veces antes de introducir cualquier característica que pueda violar alguna patente existente en algún lugar del mundo. Si llegase el día en que deban pensar cada movimiento como ajedrecistas, es de esperar que la velocidad a la que vemos productos innovadores, se reduzca considerablemente, afectando por consecuencia sus ventas, sus ganancias y -como un perro que se muerde la cola- su capacidad de innovar.

Al final, el afectado es el usuario final, pues las condiciones de competencia que le favorecen, están siendo alteradas por factores externos. Al disminuir la competencia, es normal ver productos poco innovadores a precios altos. Ojalá esta demanda de Google sirva un poco para equilibrar la balanza y tal vez, siendo optimistas, para que Apple se lo piense 2 veces antes de abrir fuego de nuevo con sus patentes en su afán de acabar con Android, tal como deseaba Steve Jobs.

Foto: LA Times

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

José Rojas

Geek. Full Stack Web Developer. Android Developer.
Ingeniero en Informática. Msc. en Ingeniería de Software.
Trabajo con Linux, Android, Python, Ruby on Rails, Angular e Ionic.
Experto en Wordpress. Creador de Android Venezuela

Síguenos

Mantente al día. Opina. Pide ayuda.
Saluda. Queremos escucharte

Leer entrada anterior
Jetpack Joyride aterriza en Android

Jetpack Joyride, uno de los juegos más populares de todos los tiempos para la plataforma iOS, hace su aterrizaje -literalmente-...

Cerrar